Saber SER, saber LEER y saber DESCANSAR: Recomendaciones para nuestros hijos estas vacaciones.

El periodo vacacional se acerca y con él, los padres se preocupan por encontrar actividades que ayuden a los hijos a seguir creciendo, física, mental y espiritualmente, al mismo tiempo que descansan de la vida escolar.

Pero, tomando en cuenta que es ahora cuando apenas empezamos a ver algunas de las consecuencias que la pandemia y el rezago escolar dejaron en ellos, vale la pena considerar algunos aspectos relevantes a la hora de diseñar nuestro plan vacacional en familia.

Sin importar si tenemos la posibilidad de viajar o si debemos quedarnos en casa, lo más importante es brindar a nuestros hijos un tiempo de descanso de calidad, pero con espacios para que puedan continuar reforzando sus hábitos (como la responsabilidad y la disciplina) y para que poco a poco recuperen habilidades importantes (como la lectura), sin dejar de divertirse, ni de compartir con la familia, en el proceso.

Hábitos para SABER SER

Dentro de las muchas “pérdidas” que niños y jóvenes sufrieron durante la pandemia, debido al obligado confinamiento y la ausencia de las dinámicas escolares, la más importante es la falta de hábitos y rutinas, porque es justo en ellos donde encuentran la estructura que necesitan, a partir del fortalecimiento de importantes valores y actitudes como la responsabilidad, la perseverancia y la disciplina, además de sentirse seguros al saber lo que se espera de ellos y al poder gestionar mejor sus emociones y su tolerancia a la frustración.

Algunas de las estrategias que podemos ofrecerles para reforzar hábitos, valores y actitudes durante estas vacaciones son


Libros para SABER LEER

La lectura representa uno de los pilares más importantes en el proceso evolutivo que nos define como humanos y tiene un papel preponderante en el desarrollo cognitivo de niños y jóvenes: nos permite relacionarnos con el mundo, incrementa el vocabulario, desarrolla la creatividad, la imaginación, la capacidad de análisis, reflexión e inferencia y el pensamiento crítico, y una larga lista de etcéteras, por lo que promover, no nada más su aprendizaje como habilidad, sino su adquisición como un hábito de vida, debe ser una de las mayores prioridades cuando hablamos de educación (o, mejor aún, de formación humana).

Por ello, fomentar este maravilloso hábito en nuestros hijos, durante los periodos vacacionales, no nada más ayudará a fortalecer este aspecto tan relevante de su aprendizaje, sino que además les dará grandes momentos de disfrute, creatividad e imaginación y ¡se convertirá en un hobby que los acompañará el resto de su vida!

Algunas recomendaciones atractivas, de acuerdo con sus edades:

Tiempo de ocio (y hasta de aburrimiento) para SABER DESCANSAR

Innegable es el hecho de que es en los momentos de “no hacer nada” cuando la curiosidad, la imaginación y la creatividad se ponen a trabajar y nos impulsan a “hacer algo”.

Así que, cuando hablamos de creatividad en los niños y, especialmente, en nuestras generaciones de jóvenes sobreestimulados, es preciso voltear a ver el valor que el aburrimiento tiene como opuesto, generador y catalizador de dicha habilidad.

Por ello, además de aprovechar estas vacaciones para “descansar de verdad” (desconectándonos de todo, disfrutando de la naturaleza, realizando juegos mentales como sopas de letras o sudokus o simplemente aprendiendo a apreciar los momentos de silencio), experimentemos un poco dejando que nuestros hijos “se aburran”: ¡sin duda, descubriremos que su capacidad de crear es mucho mayor de lo que imaginamos!

Camarón que se duerme…

Cierto es que todos necesitamos descansar, sin embargo, dentro de las circunstancias por las que hemos tenido que pasar, es preciso que tengamos clara la diferencia entre descanso, ocio, pereza o aburrimiento y, más importante aún, que ayudemos a nuestros hijos a ir recuperando lo perdido.

Ofrecerles contención, establecer reglas y rutinas, y crear situaciones en las que se compartan experiencias en familia, además de fortalecer sus habilidades y alimentar su espíritu, les dará y nos dará la seguridad de que todo mejorará antes de lo que imaginamos.

¡Visita nuestro site y encuentra más contenido de interés para ti y tu familia!

Alejandra Ruiz S.

Directora General