Contagios en niños y jóvenes: ¿Podemos lograr un regreso seguro a clases presenciales?

El tiempo avanza, las vacaciones de verano se terminan poco a poco y, ante los últimos reportes de contagios crecientes DE COVID 19 entre niños y jóvenes y la rápida dispersión de la cepa Delta, los dilemas que todos enfrentamos son: ¿Abrir o no abrir las escuelas? ¿Regresar o no a clases presenciales? ¿Qué es lo mejor o lo peor para mis hijos?

Por fortuna, de cara a los contundentes datos que se nos presentan y gracias a los muchos estudios que existen ya y que nos han permitido aprender sobre el comportamiento de la enfermedad, un grupo de expertos, entre los que se encuentran el Dr. Francisco Moreno, (reconocido experto en COVID y Director de Medicina Interna en el Hospital ABC) y la QFB Carol Perelman, ofrecieron recientemente una interesante conferencia que indudablemente arroja mucha luz para que padres y colegios podamos tomar decisiones asertivas, sigamos cuidando la salud de nuestras comunidades y nos preparemos de manera adecuada para el paso que sigue.

La acción inmediata

Según datos proporcionados por el Doctor Moreno en dicha conferencia, la situación en México, en el momento actual, es delicada. Tenemos contagios que han ido aumentando en un porcentaje preocupante, hospitales rebasados y el mayor índice de muertes de personal médico en el mundo y también de huérfanos (sólo por debajo de Perú).

Sin embargo, estos datos más allá de alarmarnos deben concientizarnos para tomar las acciones, necesarias e inmediatas, que se requieren en este momento, tanto para aplanar la curva realmente, como para poder pensar en un regreso seguro a clases presenciales.

En este sentido el Doctor Moreno es claro y tajante en cuanto a lo que debemos hacer:

  • Mantener el aislamiento durante las próximas 3 semanas (mínimo dos).
    • Evitar fiestas multitudinarias y reuniones.
    • Usar correctamente el cubrebocas siempre que salgamos.
    • Hacer conciencia real sobre lo que sucede: ¿Nos da miedo enviar a los hijos al colegio pero no le tememos a los bares, las fiestas, las vacaciones y los centros comerciales y de recreación?
    • Si se sospecha de COVID (síntomas o contacto con alguien infectado) aislarse 5 días y hacer la prueba al 6to (antes de esto el resultado puede ser un falso negativo).

“Los cubrebocas son como los calzones: no debes de salir sin ellos, te deben de quedar bien, debes lavarlos después de usarlos, no te los debes de quitar en ningún lugar y no los puedes compartir”.

Dr. Francisco Moreno

¿Qué sí y que no? Algunas de las recomendaciones más importantes que (basados en estadísticas nacionales y mundiales, estudios provenientes de diversas partes del mundo y las mejores practicas que ya han demostrado su efectividad) nos hacen los expertos para establecer protocolos en los colegios son:

La responsabilidad de los padres: la clave está en la honestidad

Una vez comprobada la efectividad de estos protocolos en diversos países del mundo, queda demostrado que los colegios son espacios seguros en los que los contagios se han presentado en un mínimo porcentaje.

Sin embargo, es muy importante recalcar que, además de que las escuelas establezcan estos protocolos adecuadamente, lo mas importante es que los padres hagan su parte de manera responsable, especialmente desde 3 frentes principales:

  1. Ser ejemplo ante sus hijos en cuanto al uso de cubrebocas y medidas de higiene y seguridad.
    1. Mantener el aislamiento en la medida de lo posible sin hacer de esto un motivo de miedo para los hijos (no podemos escondernos infinitamente del virus sino que debemos aprender a COEXISTIR CON ÉL).
    1. Ser honestos al hacer el reporte de salud diario de sus hijos (no ocultar síntomas ni situaciones de riesgo a las que hayan estado expuestos).

Empoderar a la niñez

Todos sabemos que, además de los contagios, el mayor problema de salud que enfrentan nuestros niños y jóvenes en esta pandemia es la salud emocional.

Por ello, el Doctor Moreno nos insta a encontrar el valor de regresar a clases, teniendo en cuenta todas la medidas de seguridad pero sobretodo, haciendo que ellos se sientan y se sepan parte de la solución, no para erradicar la enfermedad porque es imposible, pero sí para frenarla, para aprender que así deberemos vivir por mucho tiempo (y a hacerlo sin miedo) y para que puedan crecer con las herramientas emocionales que les permitan saber cómo actuar y cómo resistir ante situaciones similares que puedan presentarse en el futuro.

El papel de los colegios como promotores de la salud

Nunca como hoy ha quedado claro que la función de las escuelas no es sólo repartir conocimientos y proveer a los alumnos de un título que certifique que ya pasaron por ahí.

Hoy, por fortuna, sabemos que las instituciones educativas son el lugar en el que los alumnos deben adquirir, además, una infinita gama de herramientas para la vida y, entre ellas, el cuidado de su salud, por supuesto, es la más importante.

Los colegios no sólo debemos asumir la responsabilidad de vigilar que esto suceda, sino que además hemos demostrado que tenemos la capacidad de encontrar variadas estrategias para lograrlo y que estamos dispuestos a tomar el rol que nos corresponde para formar generaciones que sepan cuidarse a sí mismos, cuidar a los demás y cuidar el planeta en el que vivimos.

                                                                                         Alejandra Ruiz S.

                                                                                         Directora General