TAREAS ESCOLARES ¿Cosa del pasado o herramienta del futuro?

 

Menos tarea= ¿Niños más felices?

Según diversas publicaciones y artículos que han aparecido recientemente, la ONU y la OMS lanzaron una propuesta que ha sorprendido a la comunidad escolar mundial: prohibir por completo las tareas escolares partiendo de la premisa de que un niño sin tarea es un niño más feliz.

Si bien es cierto que desde 1989 existen varios estudios que apoyan esta afirmación, también hay los que nos indican que no se trata de eliminar por completo las tareas sino diseñarlas de tal manera que los alumnos no requieran una gran inversión de su tiempo vespertino y al mismo tiempo se diviertan.

A raíz de esta noticia, nuestros alumnos Andrea Rodríguez, Adriana Rojas y Gabriel Name, de Bachillerato, realizaron una exhaustivo y completísimo estudio dentro de nuestro colegio, sustentando en el marco teórico y metodológico propuesto por la ONU y que incluyó una extensa investigación académica y bibliográfica, encuestas, entrevistas a alumnos, profesores y madres de familia, e incluso el monitoreo de un “grupo de control” que sirvió para validar de manera práctica los resultados obtenidos.

 

Más tarea= ¿Mejor colegio?

La investigación realizada por nuestros alumnos arrojó resultados sorprendentes. Especialmente en lo que se refiere a los diversos mitos que muchas familias y alumnos aún tienen alrededor de las tareas escolares como: “Si en el colegio no dejan mucha tarea entonces es un colegio barco”, “Si los alumnos no hacen mucha tarea entonces tendrán demasiado tiempo de ocio”, “La tarea no sirve para nada o bien, sólo sirve para mantener a los niños callados y ocupados”.

 

Más allá de estas creencias lo cierto es que la tarea es un elemento que nos ayuda a que los niños refuercen el aprendizaje obtenido en horas de clase, pero para que sea realmente efectiva, como Familia Mazenod, creemos que debe cumplir con los siguientes criterios:

  • Estar relacionada con lo aprendido dentro del Colegio o servir como preparación al tema o proyecto que se trabajará durante las siguientes clases (por ejemplo una lectura o un video).
  • Ser creativa y promover el gusto por aprender.
  • Estar diseñada de manera que absorba como máximo una hora de la tarde de nuestros estudiantes y permita así la convivencia familiar compartiendo tiempo de calidad.
  • Que promueva que los alumnos apliquen sus conocimientos en un contexto práctico.
  • Que ayude a desarrollar aspectos específicos de todas y cada una de las dimensiones del ser humano y no sólo los conocimientos académicos. Es decir, en algunas ocasiones estará enfocada a desarrollar la parte intelectual de nuestros alumnos, pero en otras el enfoque será dirigido hacia el mejoramiento de su parte espiritual, física, artística, emocional o social.

 

Definitivamente la tarea es un tema que estará en la mesa de debate durante un buen rato, lo que no debemos olvidar es que el verdadero objetivo de que los alumnos tengan más tiempo libre en las tardes es que realmente disfruten la maravillosa etapa, para aprender jugando, para compartir tiempo con sus familias, para descansar y para que nunca pierdan la capacidad de asombrarse y disfrutar con las cosas simples de la vida.