¿Qué debemos tomar en cuenta al elegir un colegio en el siglo XXI?

Cuando buscamos un Colegio para nuestros hijos siempre nos preocupa tomar la decisión correcta:

¿Debo elegir el que tiene las mejores instalaciones? ¿El que gana más premios académicos o deportivos? ¿El más religioso? ¿El más barato o el más caro? ¿El que está más cerca de casa?
Es muy claro el por qué nos preocupa hacer la mejor elección. El colegio es el lugar en el que nuestros niños pasarán prácticamente la mitad de sus días, donde moldearán sus mentes, sus cuerpos y sus almas, donde conocerán a los que tal vez serán sus mejores amigos para toda la vida  y en el que incluso nosotros, como familia, crearemos lazos profundos durante, quizá, más de una década.

 

En el siglo XXI ya no basta con tomar en cuenta únicamente aspectos formales como el nivel académico, la enseñanza de una segunda lengua, las instalaciones o una buena localización, sino que debemos enfocarnos en que su modelo educativo este cuidadosamente diseñado para desarrollar todas las dimensiones del ser humano, de manera que nuestros hijos reciban una formación integral y plena, en un ambiente que pondere a la familia como valor fundamental.

 

 

dimensiones 

Preguntas que debemos hacernos al momento de elegir un colegio para nuestros hijos.

 

Si tomamos en cuenta que nuestro objetivo es que nuestros hijos desarrollen de manera equilibrada cada una de esas dimensiones que nos integran como humanos, lo que debemos preguntarnos al conocer y seleccionar un colegio para ellos es:

 

  • ¿Cuál es su modelo educativo?
  • ¿Hacia dónde se enfoca ese modelo?
  • ¿Desarrollan todas las competencias y habilidades necesarias para el mundo del siglo XXI?
  • ¿Enseñan a los alumnos a aplicar sus conocimientos para resolver problemas del mundo real?
  • ¿Cuál es el perfil de los alumnos egresados?
  • ¿Cuál es el perfil de las familias?
  • ¿Dicho perfil complementa y apoya las prioridades de mi familia?
  • ¿Cuentan con un programa para la educación en valores? ¿Dichos valores van de acuerdo con mis valores familiares?
  • ¿De qué manera utilizan la tecnología? ¿Promueven la ciudadanía digital responsable en los alumnos?
  • ¿Enseñan una segunda lengua?
  • ¿Tienen materias enfocadas a desarrollar la creatividad, la imaginación y el talento artístico?
  • ¿Cuentan con un programa de educación de la inteligencia emocional?
  • ¿Qué actividades físicas y deportivas realizan?
  • ¿Promueven el trabajo en equipo, la solidaridad, la tolerancia y el valor de la amistad entre los alumnos?
  • ¿Qué tanto involucran a las familias en el proceso de formación integral?
  • ¿Cuentan con talleres para padres de familia?
  • ¿Cuáles son sus actividades afterschool?
  • ¿Son responsables con el medio ambiente?
  • ¿Es un colegio religioso? ¿Los alumnos sienten la religión como una manera de comunicación real con Dios y de crecimiento espiritual?
  • ¿El colegio promueve la formación de la disciplina con límites bien establecidos?
  • ¿Los profesores están capacitados a nivel académico y también emocional?
  • ¿Los alumnos se sienten seguros y felices dentro de su colegio?

 

En el Colegio Eugenio de Mazenod estamos convencidos de que la formación integral con sentido humano es el reto al que como instituciones educativas nos enfrentamos en el siglo XXI.

Necesitamos garantizar una educación de calidad que promueva ante todo los valores, el respeto a los otros, el cuidado del medio ambiente y el uso responsable de la tecnología, para que nuestros alumnos al integrarse al mundo real, cuenten con las herramientas que les permitan ser exitosos profesionales del mundo universitario y laboral, pero ante todo, de la convivencia humana en armonía.

 

Alejandra Ruiz S.

Directora General