“CHALLENGE BASED LEARNING” Educación para el mundo real.

¿Qué es “Challenge Based Learning”?

Es una metodología que propone Apple para desarrollar proyectos en forma de retos, motivando la creatividad de los estudiantes para resolver un problema que afecta de manera real a su comunidad y al mundo en que vivimos actualmente y que permite que los conocimientos que poseen sean aplicados de manera práctica y vivencial.

¿Cómo funciona?

  • Los profesores preparan un trailer al estilo cinematográfico para presentar a los alumnos “La gran idea” y de esta manera engancharlos para profundizar en el tema.
  • A partir de esta “Gran idea”, los alumnos discuten por equipos para identificar el reto, encontrar los problemas que afectan a su comunidad y/o el mundo y proponen un plan de acción para encontrar soluciones a dichos problemas durante el desarrollo del proyecto.
  • Finalmente, del trabajo de los equipos participantes, se obtiene un “producto final”, que contiene las propuestas y soluciones de los alumnos al reto propuesto.

¿Por qué educar utilizando “Challenge Based Learning”?

Como Familia Mazenod nos interesa que nuestros alumnos estén preparados para enfrentar los retos que les presenta el mundo del siglo XXI.

Está exhaustivamente comprobado que la idea de una educación basada únicamente en modelos de repetición o trasmisión unilateral del “conocimiento absoluto” por parte de los profesores, no solo es obsoleta sino que limita gravemente el proceso de aprendizaje y el desarrollo integral de todas las habilidades, capacidades, aptitudes y actitudes que requieren nuestros alumnos para desarrollarse plenamente en su vida diaria, para diseñar un proyecto de vida efectivo y para integrarse de manera exitosa al entorno laboral actual cuando llegue el momento.

Por el contrario, el trabajo por proyectos con Challenge Based Learning” nos da la posibilidad de:

  • Asegurarnos que el alumno está interesado en el aprendizaje, porque se involucra en los problemas del mundo real, se vuelve responsable de las soluciones a dichos problemas y decide de manera personal la manera en la que encontrará las soluciones.
  • Desarrollar el trabajo en equipos que se forman no por amistad, sino por intereses afines o estrategia para poder llegar a las soluciones. Los alumnos aprenden a trabajar de manera eficaz en un equipo aun cuando haya diferencias entre ellos.

(Aprender a trabajar en equipo es vital para el entorno laboral actual. Es una realidad que en nuestros días, la mayoría de las empresas dan preferencia a las personas que demuestran saber trabajar en equipo que a las que cuentan con grandes credenciales académicas).

  • Que aprendan a detectar problemas, planear, organizarse, investigar, argumentar, debatir, llegar a acuerdos, y presentar soluciones.
  • Que el aprendizaje obtenido sea  realmente significativo para ellos,  porque adquieren y aplican sus conocimientos de manera vivencial. Finalmente están actuando de la manera más cercana a la realidad de la vida diaria.
  • Integrar la tecnología de manera natural y al 100 por ciento en sus actividades, ya que les ayuda a investigar, planear, organizar, crear, desarrollar y guardar evidencias para  compartir de manera atractiva los resultados de su reto.  Lo que le sirve también para aprender entre pares y engancharse completamente en su propio proceso de aprendizaje.
  • Los profesores sean acompañantes y guías en el proceso de aprendizaje, permitiendo a los estudiantes ser creadores de su conocimiento, responsables de su aprendizaje y capaces de dar soluciones a los problemas que se les presentan.

A continuación presentamos algunos ejemplos de la manera en la que se detonan los proyectos: