Adicciones: ¿Prohibir o educar en valores?

En el México actual, el índice de muertes y otros problemas relacionados con el consumo de drogas y alcohol (accidentes viales, caídas, traumatismos, bronco aspiración, suicidios y todo tipo de secuelas físicas y psicológicas), se ha elevado de manera alarmante.

Proteger a nuestros hijos y alumnos de los diversos peligros a los que están expuestos, es nuestra prioridad como Familia Mazenod. Es por eso que el próximo 10 de octubre, a las 19:30 horas, tendremos la gran oportunidad de escuchar la conferencia “Luchando por la vida”, impartida por la Psicóloga Clarita Sierra, quien abordará el tema de las adicciones basada en su propia experiencia y nos brindará, a partir de su testimonio de vida y de sus conocimientos profesionales, diversas herramientas desde una perspectiva distinta, para aprender y entender cómo relacionarnos con nuestros hijos y acompañarlos en la toma de decisiones asertivas.

 

Prohibir vs educar

No se trata de decir que NO. Se trata de educar en valores, de educar en familia, de estar cerca de nuestros hijos y alumnos, de darles el amor, la seguridad y las herramientas que les permitan ser responsables de su persona y de sus decisiones.

Cuando establecemos límites amorosos al educar a nuestros hijos, les enseñamos también que no hay lugar más seguro y confiable que su familia, que tienen a alguien que siempre resolverá todas sus inquietudes, y que no hay nada tan malo que puedan hacer que rompa esos vínculos de amor y de confianza que los ayudarán a levantarse.

 

Padres comprometidos=hijos informados

Involucrarse en las actividades del colegio, comprometerse de verdad a participar de manera activa en la formación integral de nuestros hijos y estar bien informados sobre los problemas del mundo actual, nos ayuda a:

  • Reafirmar así que todos somos parte de una gran familia, que su Colegio y sus padres caminan de la mano para lograr su bienestar.
  • Darles la seguridad que sólo los límites amorosos les brindan, ya sea en las etapas tempranas de su vida, o en los momentos en los que más necesitan de nosotros porque están luchando por encontrar su identidad.
  • Darles información clara y precisa para que aprendan a cuidarse y a cuidar de los demás, divirtiéndose de manera sana y responsable.
  • Educarlos de verdad en valores (y en familia) para que tengan la capacidad de saber cuándo y cómo decir “NO” sin importar cuan fuerte sea la presión social.
  • Enseñarles el verdadero valor de la amistad. A ser solidarios cuando ven que un amigo está en problemas o toma decisiones incorrectas y a influir positivamente en los demás.

 

Asistir a los talleres y conferencias que el colegio prepara para nosotros, nos permite adquirir información actual, veraz y precisa, aprender a regular nuestras conductas como jóvenes o adultos de manera consciente y responsable, y contar con los elementos que tal vez un día nos ayuden a salvar una vida.

 

Alejandra Ruiz S.

Directora General