La importancia del vínculo entre hermanos

Todo es cuestión de hacer equipo

El vínculo entre hermanos forma la base sobre la cual los seremos humanos empezamos a comprender el mundo, construimos las relaciones sociales e iniciamos la formación de nuestra identidad desde las más tiernas edades. Los hermanos crecen juntos y necesariamente viven los aspectos positivos y negativos de toda relación humana, por lo que a través de la convivencia, aprenden a desarrollar patrones de comportamiento que les serán útiles en el futuro.

Es dentro de la familia en donde empezamos a comprender el concepto de trabajo en equipo, en donde se moldean los comportamientos que tendremos a la hora de enfrentarnos al mundo real en el colegio, en nuestro entorno laborar y esencialmente a lo largo de toda nuestra existencia.

Cuando sabemos ser padres que trabajan en equipo (por y para la familia) y educamos a nuestros hijos como hermanos que se saben parte esencial de ese equipo, estamos fortaleciendo los valores y desarrollando en ellos un sinnúmero de habilidades sociales, cognitivas y emocionales, por ejemplo:

  • Los hacemos parte de un grupo que se quiere, se conoce, se ayuda, se escucha y se respeta.
  • Los enseñamos a trabajar por un objetivo común y al mismo tiempo a crecer individualmente.
  • Les mostramos la importancia de los roles, haciendo claro para ellos que, tan importante es ser líder, como saber seguir a quien tiene la capacidad de guiar para conseguir las metas comunes.
  • Los volvemos capaces de tomar decisiones, de ser asertivos e incluso resilientes.
  • Desarrollamos en ellos la capacidad de ser tolerantes y flexibles.
  • Fortalecemos la capacidad de diálogo, de reflexión, de escucha activa, de mediación y de negociación a partir de argumentos y acuerdos.
  • Los ayudamos a darse cuenta de la importancia de compartir y de que los retos y obstáculos pueden vencerse cuando trabajamos unidos por el bien común.
  • Los formamos como seres humanos responsables, conscientes de sus obligaciones y derechos y acciones en la familia, en la escuela y en la sociedad.

El vínculo entre hermanos, la familia como un solo equipo y nuestra responsabilidad social

Hoy, como nunca, desarrollar este sentido de trabajo común dentro de la familia es esencial para garantizar nuestro futuro como sociedad consciente, informada, respetuosa e inteligente.

Necesitamos formar personas que sepan tomar decisiones que garanticen el bien de todos, que conozcan y reconozcan las capacidades que deben tener los líderes que elegimos y que sean capaces de ser grandes líderes o buenos seguidores que quien sabe guiar.

Captura de pantalla 2018-05-16 a la(s) 14.34.37

Como padres, tenemos la gran responsabilidad de educar a nuestros hijos en esta línea, sin  dividir las opiniones ni los objetivos, aprendiendo a escuchar y construyendo acuerdos.

No olvidemos que si dentro de la propia familia promovemos las divisiones y hacemos equipos, estaremos criando hermanos que crecen como extraños.

Algunas razones por las que el vínculo entre hermanos es tan importante:

  • Nos conocen mejor que nadie
  • Son nuestros mejores maestros
  • Son nuestro apoyo y consuelo
  • Influyen en nuestro bienestar físico y emocional
  • Son nuestra mejor biblioteca de vida

Los hermanos de sangre representan uno de los vínculos más importantes que podemos tener y que debemos conservar en nuestras vidas, pero no olvidemos también que la amistad, en muchos casos, también llega a adquirir ese lugar tan esencial en la vida de todos.

Nuestro Colegio está lleno de esa clase de hermanos que se construyen poco a poco y muchas veces para siempre, los que nacen del amor constante, del apoyo mutuo, del trabajo en equipo. Los que encontramos desde el primer día en el cunero o en preescolar y que nos van a acompañar (y que acompañaremos) durante toda la estancia en el colegio y a veces para toda la vida.

Es por eso que con tanto orgullo nos llamamos y nos reconocemos, no sólo como una comunidad escolar fundamentada en los valores y el amor a los demás, sino como una verdadera familia que se quiere, se apoya y se acompaña en cada uno de los momentos valiosos de este camino que llamamos vida: la Familia Mazenod.

Alejandra Ruiz S.

Directora General